Mejorar la seguridad infantil en el uso de teléfonos móviles, un objetivo común para operadores e instituciones

La Comisión Europea ha solicitado a los operadores de telefonía móvil que se esfuercen más por mantener la seguridad de los niños que utilizan teléfonos móviles poniendo en práctica todas las medidas observadas en el código de conducta voluntario que fue firmado por 26 operadores de telefonía móvil en 2007. La Comisión se reserva la aplicación de las acciones pertinentes contra aquellos operadores que no implementen las medidas necesarias de protección al menor.

En la UE, el 50% de los niños de 10 años, el 87% de los de 13 y el 95% de los de 16 tiene un teléfono móvil, a pesar de que, según una encuesta, a la mitad de los padres europeos les preocupa que el uso del teléfono móvil pueda exponer a sus hijos a imágenes de contenido sexual o violento explícito (51%) o al acoso por parte de otros niños (49%).

Un informe recién publicado por la GSM Association, el órgano comercial de la industria de la telefonía móvil, muestra que ha habido cierto progreso por parte de los 26 operadores móviles adheridos al «Marco europeo para una utilización más segura de los teléfonos móviles por los adolescentes y los niños», y ha demostrado que actualmente existen códigos nacionales de autorregulación basados en el acuerdo marco negociado por la Comisión Europea en 22 Estados miembros, de los cuales el 90% sigue la línea del citado acuerdo, y el 80% de los operadores ya han puesto en práctica medidas de control del acceso de los niños a contenidos destinados a adultos.

El informe demuestra cómo los operadores móviles han seguido lo acordado en los cuatro ámbitos de acción definidos en el código de 2007 en relación con el uso seguro de teléfonos móviles por parte de miños y adolescentes:

  • El 80% de los operadores han puesto en práctica medidas para controlar el acceso de los niños a contenidos destinados a adultos. Sin embargo, sólo el 41% de los operadores declaró controlar y revisar activamente la efectividad de sus sistemas de control del acceso.
  • Más del 65% de los signatarios facilita material educativo o lanza campañas de concienciación sobre un uso más seguro del teléfono móvil. Sin embargo, el 16% de los signatarios no ha programado ninguna actividad de concienciación.
  • El 80% de los operadores clasifican el contenido comercial en al menos dos categorías: «contenido destinado a adultos» y «otros», pero hay pocas pruebas de que la clasificación específica se haya acordado a nivel nacional tal y como se había establecido en 2007.
  • La mayoría de los operadores móviles trabajan en estrecha cooperación con los órganos nacionales encargados del cumplimiento de la ley para denunciar contenidos ilegales en los teléfonos móviles, pero las acciones varían considerablemente de unos países a otros debido a las diferentes legislaciones nacionales y mecanismos de información.

Estas puntualizaciones siguen los resultados que ya avanzaba la Comisión en su evaluación de la ejecución del programa Safer Internet plus 2005-2008, y que mostraba un avance en el diálogo entre las partes implicadas en la adopción de unos mecanismos de autorregulación eficaces para proteger a los menores.

“La protección de los menores no es un lujo, sino una acción indispensable si las nuevas tecnologías de la comunicación quieren ser aceptadas en nuestras sociedades europeas”, afirmaba la Comisaria comunitaria de Telecomunicaciones Viviane Reding, resaltando la necesidad de que los operadores móviles sean aún más ambiciosos para aumentar la eficacia de las medidas de protección de los menores en todos los países europeos, y además hacer más transparente la clasificación de los contenidos. “Los 12 operadores que todavía proporcionan contenidos destinados a adultos sin ningún control del acceso, deben solucionar la situación. Me reservo el derecho de volver a tratar este tema en septiembre de este año para comprobar si es necesario llevar a cabo otras acciones”, concluía la Comisaria Reding

Protección de la infancia en el uso de teléfonos móviles

El 6 de febrero de 2007, los operadores de telefonía móvil firmaron un acuerdo denominado «Marco europeo para una utilización más segura de los teléfonos móviles por los adolescentes y los niños» acerca de cómo proteger a los menores que usan teléfonos móviles. Este Marco europeo se ha elaborado a raíz de muchas cuestiones debatidas en la consulta pública sobre una utilización más segura de los teléfonos móviles, lanzada por la Comisión en 2006.

Dicho acuerdo fue firmado inicialmente por Bouygues Telecom, Cosmote, Deutsche Telekom Group, Go Mobile, Hutchison 3G Europe, Jamba! GmbH, Mobile Entertainment Forum, Orange Group, Royal KPN N.V., SFR, Telecom Italia S.p.A, Telefonica Moviles S.A., Telenor, TeliaSonera y Vodafone Limited. Desde entonces, se han añadido más empresas: Tele2 AB, Mobitel EAD, Belgacom Mobile S.A., Mobilkom Austria A.G., TDC Mobil Norden, Wind Hellas Telecommunications SA, Alands Mobiltelefon Ab, BTC Mobile EOOD (Vivatel), CYTA, P&T Luxembourg y Mobitel d.d.