Informe sobre la limitación del público en general a los campos electromagnéticos

El 1 de septiembre de 2009, la Comisión Europea publicó un informe  sobre la aplicación de la Recomendación del consejo 1999/519/CE, de 12 de julio de 1999, relativa a la exposición del público en general a los campos electromagnéticos de 0 hz a 300 ghz (COM(2008) 532 final).

El público en general está expuesto a campos electromagnéticos (CEM) generados por una variedad cada vez mayor de aparatos e instalaciones eléctricos y electrónicos. Los CEM pueden tener efectos biológicos en determinadas condiciones. El 12 de julio de 1999, el Consejo adoptó la Recomendación 1999/519/CE a fin de limitar la exposición del público en general a los CEM.

Situación en los Estados miembros

Los Estados miembros tienen la responsabilidad de proteger a la población de los posibles riesgos para la salud por ello la mayoría de los Estados miembros han adoptado la Recomendación y algunos aplican medidas jurídicamente vinculantes para controlar la exposición del público en general.

Aunque la mayoría de ellos considera que la Recomendación es suficiente para proporcionar un alto nivel de protección de la salud, algunos han adoptado límites de exposición más rigurosos y otros han propuesto algunas modificaciones de la Recomendación:

  • Restricciones y niveles de referencia más estrictos por lo que se refiere a las FEB (Finlandia, Suecia y Países Bajos).
  • Restricciones y niveles de referencia más estrictos en campos de 10 kHz-300 GHz (Lituania).
  • Efectos a largo plazo y efectos no térmicos de los CEM (Bulgaria).
  • Información sobre la seguridad de los productos (Polonia).

Asimismo, Eslovenia, aunque no pidió cambios específicos de la Recomendación, insistió en la importancia de informar a los consumidores sobre las radiaciones ionizantes y la forma de minimizar la exposición, mientras que Suecia ha desarrollado un enfoque preventivo sencillo y económico para minimizar la exposición a FEB y RF. De forma similar, los Países Bajos proponen que se puedan tomar medidas preventivas, habida cuenta del aumento del riesgo de leucemia infantil que se deriva de los campos magnéticos de 50 Hz procedentes del tendido eléctrico aéreo.

En conclusión, la Comisión pretende seguir haciendo un estrecho seguimiento de la aplicación de la Recomendación, promoviendo el desarrollo de conocimientos científicos sobre aspectos clave del posible impacto de los CEM sobre la salud, revaluando la validez de la Recomendación a la vista de los nuevos avances científicos y, llegado el caso, tomando las medidas apropiadas