La aprobación del presupuesto para 2011 clarifica el futuro de algunas políticas e iniciativas comunitarias

El Pleno del Parlamento ha aprobado el 15 de diciembre el documento definitivo con el presupuesto comunitario para el año 2011. Con este voto positivo se cierra un proceso marcado por el bloqueo de las negociaciones entre la Eurocámara y el Consejo ante las diferencias entre ambas instituciones sobre aspectos como el marco financiero plurianual o el debate sobre los recursos propios. Con esta aprobación del presupuesto se evitará el funcionamiento de la Unión en "doceavas partes provisionales" y se permitirá la aportación de financiación adicional a iniciativas en ámbitos como el aprendizaje permanente, el Programa Daphne sobre violencia, el PIC o la iniciativa ITER.

Tras el visto bueno dado por el Consejo el 10 de diciembre por el que adoptaba la nueva propuesta de presupuesto presentada por la Comisión Europea, los eurodiputados han aprobado el acuerdo logrado con el Consejo y la Comisión sobre varias exigencias políticas relacionadas con el presupuesto.

El documento final al que los eurodiputados han dado su visto bueno final incluye 141.800 millones en créditos de compromisos y 126.500 millones en pagos. En este sentido, el Parlamento siempre han mantenido el punto de vista de que respetar un nivel adecuado en los compromisos era lo realmente importante puesto que determina los gastos futuros.

Por otra parte, el Consejo, el Parlamento y la Comisión han llegado a un acuerdo para que, en caso de necesitar fondos adicionales para cumplir las obligaciones de la UE, se haga uso de presupuestos rectificativos en 2011, puesto que las cuentas de la UE no pueden tener déficit.

El documento aprobado por el Pleno incluye más fondos para algunas de las prioridades fijadas por el Parlamento, como la juventud, la innovación, el proceso de paz en Oriente Medio y Palestina, el aprendizaje permanente, el programa de investigación "Personas" y el programa de Iniciativa Empresarial e Innovación.

Algunos Programas y Estrategias que contarán con financiación del presupuesto de 2011

El debate de los recursos propios y las futuras perspectivas financieras

Además del presupuesto de 2011, el Parlamento ha puesto sobre la mesa una serie de exigencias políticas relacionadas con la aplicación de las disposiciones presupuestarias recogidas en el Tratado de Lisboa. En lo relacionado con los recursos propios, la Comisión presentará una propuesta antes de finales de junio de 2011. De esta forma, se garantiza que los recursos propios se traten al mismo tiempo que las futuras perspectivas financieras y se resuelve en la práctica la participación del Parlamento en este ámbito prevista en el Tratado de Lisboa.

Por otra parte, el Parlamento ha logrado el compromiso por parte de las próximas cuatro Presidencias del Consejo (Hungría, Polonia, Dinamarca y Chipre) que garantiza su participación en las negociaciones de las futuras perspectivas financieras.